La abeja Maya
Play
desarrollo-personal
Edad 3-6 años
Duración 10-15 minutos

¿De qué se trata La abeja Maya?

Maya es una abeja aventurera, independiente y con muchas ganas de conocer el mundo y sus maravillas. Ella prefiere vivir en la pradera y fuera de la colmena para poder experimentar la naturaleza y todo lo que la rodea. Cada día representa una nueva aventura en la que aprenderá de sí misma y de los demás, y junto a sus amigos, descubrirá la importancia de la amistad y del trabajo en equipo.

¿Qué enseña esta serie?

Mostrar lo importante que es la construcción de la identidad personal a partir del reconocimiento y la valoración de las características, cualidades y limitaciones individuales y ajenas, lo que permite relacionarse positivamente con otros poniendo en práctica valores como la cooperación, la empatía y el respeto.

Aprendo a ser

Aprendizajes esperados en esta área

1
Reconocer características y necesidades personales y ajenas.
2
Ser sensible ante las características y necesidades de los otros.
3
Participar en actividades que representen un desafío.
4
Actuar con más confianza.
5
Regular la conducta y las emociones.
6
Conocer y aceptar las responsabilidades propias y ajenas.
7
Aceptarse y respetarse a sí mismo y a los demás.

Exploro el mundo

Aprendizajes esperados en esta área

1
Observar y comprender las características y fenómenos de la naturaleza.
2
Cuestionar, formular y buscar respuestas en el entorno.
3
Valorar y cuidar el medio que le rodea.
4
Indagar sobre su familia y comunidad.
5
Establecer relaciones entre el presente, pasado y futuro de su familia y comunidad.

Personajes

Maya

Willy

Flip

Señorita Cassandra

Barry

Max

La Reina

Princesa Natalia

Actividades

Me siento

Meta

Los niños aprenderán a identificar, reconocer y nombrar sus emociones y las cosas, lugares y/o situaciones que los hacen sentir de ese modo.

Materiales

2 Platos de cartón
Colores / Plumones / Crayolas
Tijeras
Revistas

Procedimiento

Toma uno de los platos y pídele al niño que de un lado dibuje una cara feliz y del otro lado una triste. Deja que utilice los colores que prefiera sin cuestionarlo. A partir de este ejercicio puedes interpretar mucho con lo que tu hijo haga.

Procedimiento

Repite el mismo procedimiento con el otro plato, pero en esta ocasión pídele que dibuje de un lado una cara enojada y del otro lado una cara asustada.

Procedimiento

Pide a tu hijo que cada vez que le plantees alguna situación, le muestres alguna cosa o algún lugar, tome su plato y te muestre la cara con la emoción que dicha información le hace sentir.

Cierre

Platica con tu hijo acerca de la importancia de las emociones, afírmale que no son buenas ni malas pero es muy importante conocerlas, identificar lo que nos hace sentir de cierta forma y ponerle nombre a esa emoción.