Siempre me ha maravillado la facilidad que tienen algunos niños para hacer amigos. Lleva una pelota al parque y de inmediato se organizará un juego, aunque a veces no es tan sencillo. A otros pequeños les cuesta un poco más de trabajo relacionarse con sus pares. Yo, por ejemplo, era bastante tímida y me daba miedo hablar con los demás. Recuerdo que mi mamá me llevaba al parque y jugábamos a “vender” paletas. Por supuesto las regalábamos, pero esa actividad de jugar a ser “El paletero” atraía a los niños que estaban por ahí y además de conocer a otros niños,  me enseñaba a compartir, palabra clave para hacer amigos.

Cuando los niños son pequeños, están comenzando a desarrollar sus habilidades sociales. En su mayoría, éstas se adquieren con el ejemplo, es decir, si los niños ven que mamá y papá conviven con sus amistades, ellos tenderán a repetir el mismo patrón. Por supuesto no es una regla, pero definitivamente tiene mucho que ver. Algo importante es, no obligarlos a hacer amigos, las cosas se deben dar de manera natural y a su tiempo. 

Hay varias cosas que nosotros, como padres, podemos hacer para incentivar a nuestros hijos a ser más sociables y hacer amigos.

Platica con ellos sobre  el valor de la amistad. Es uno de los más importantes a lo largo de toda nuestra vida, pero cuando se es niño o adolecente mucho más. A través de los amigos, los niños aprenden de empatía, de lealtad, de respeto; refuerzan la comunicación, además de ayudarlos  enormemente a nivel emocional. Es fundamental para la vida sana de cualquier pequeño.

Lee con ellos cuentos que traten de esto,  vean juntos  videos o películas con este tema. En Edye contamos con muchas series que hablan de la importancia de cultivar el valor de la amistad, por ejemplo, Heidi una pequeña niña que siempre defiende y ayuda a sus queridos amigos.

Otras cosas que puedes hacer son:

  • Clases por la tarde, fuera del contexto escolar. Actividades deportivas o artísticas, de preferencia que fomenten el trabajo en equipo: Fútbol, teatro, pero no presiones demasiado, el chiste es que lo disfruten no que lo sufran y para esto, observa sus gustos e intereses.
  • Convive con otros padres que tengan hijos de la misma edad.
  • Los primos son los primeros amigos, fomenta reuniones con ellos.
  • Asistan  a las fiestas infantiles a las que los hayan invitado.
  • Organiza actividades lúdicas con otros niños: Días de campo, visitas a centros recreativos, jugar a “La tiendita”, etc.
  • Manda algo a la escuela para compartir con sus amigos a la hora del lunch o tal vez algunos stickers y pegatinas divertidas para los cuadernos de los compañeritos.

Recuerda que cada niño es único y va a su propio ritmo, así que  solo agrega unas  gotitas de diversión y un poquito de paciencia.

Edye te acompaña en la educación de tus hijos: ¡Suscríbete!