Los corazones  y el ambiente festivo del 14 de febrero está en el aire, ya que en muchos países de América Latina se celebra San Valentín. Qué mejor manera de festejar este día que haciendo actividades que podamos compartir con las personitas que más amamos y si además con ello estimulamos la coordinación de sus manitas, mucho mejor.

Aquí 3 actividades sencillas que puedes hacer con tus hijos este San Valentín.

1. Deliciosas galletas llenas e color y amistad

Necesitas:

  • 100 grs. de mantequilla
  • 100 grs de azúcar mascabado 
  • 1 huevo
  • Chorrito de esencia de vainilla
  • 200 grs de harina
  • Media cucharadita de polvo para hornear
  • 1 pizca de sal
  • Lunetas o M&M´s o chochitos de colores 

Aprovecha para que, con mucho cuidado, aprendan a verter los ingredientes poco a poquito en el bowl mezclador. Debo advertir que es necesario estar preparados con manteles de plástico, servilletas y trapito de cocina, porque el chiste es que nos “ensuciemos las manos” para disfrutar las diferentes texturas. Bien, ¡comencemos!

Incorpora todos los ingredientes hasta lograr una pasta homogénea. Los peques pueden ayudar revolviendo con una cuchara de palo o con sus manitas muy bien lavadas.

En un molde para galletas coloca papel encerado y aquí viene algo super divertido para los niños. Invítalos a que tomen un poquito de la mezcla, la hagan bolita y después la aplanen con la mano dando golpecitos. Puedes dejarlas así o utilizar moldes para cortar la masa en figuras. 

Coloca las galletas en el molde separadas una de la otra porque crecerán un poco y necesitan espacio. Pre-calienta el horno a 175 grados. Cuando esté a la temperatura, metemos el molde por 7 minutos, lo sacamos y es aquí cuando colocamos las lunetas o el elemento que hayamos elegido para la decoración. Metemos nuevamente nuestras galletas otros 7 minutos máximo o hasta que veamos que la orilla se ve un poco dorada y… ¡listo! Galletas fáciles y divertidas para compartir con los amigos.

2. Tic, tac, toe

El famoso juego del “Gato #”, también conocido como Tic, tac, toe. Es muy sencillo y solo necesitarás:

  • Hojas de papel
  • Plumones o colores
  • Dulces rosas y rojos (Opcional)

En esta ocasión, en vez de círculos y taches, utiliza corazones dibujados de distintos colores o los dulces rojos y rosas. ¿Estás listo?

Dibuja el gato # en una hoja en blanco y ¡que comience la diversión!

Este juego los puede entretener por mucho tiempo, además de favorecer sus periodos de atención y desde luego su vista.

3. Corazones de sal 

Materiales:

  • Cartulina
  • Pegamento blanco
  • Sal
  • Témpera líquida (pintura al temple), puedes utilizar acuarela de diferentes colores
  • Un pincel húmedo o gotero
  • Vaso para enjuagar el pincel o el gotero

Con el pegamento blanco crea un corazón grande, dentro de él dibuja otro de menor tamaño y luego otro más chico, y así sucesivamente. Recomiendo que sean trazos con suficiente pegamento. 

Luego espolvorea bastante sal para cubrir el pegamento por completo, deja que pegue durante un par de minutos y sacude el excedente.

Ahora tu dibujo está listo para comenzar el experimento. Toma el gotero, llénalo con pintura y gota a gota deja caer sobre la sal. Si no tienes un gotero en casa puedes hacerlo utilizando un pincel humedecido en la pintura y dando toques muy suaves sobre la sal, el efecto será el mismo. Podemos ver cómo la sal absorbe la pintura y recorre el dibujo. Cuando cambiamos de color, éstos se mezclan dando forma a diversas tonalidades. La pintura recorrerá el camino de sal que hemos formado sin salirse del trazado. Recomiendo utilizar los colores primarios (rojo, verde y azul), de esta manera puedes mostrar cómo se van creando los colores.

¿Qué te parecieron? Seguro que tú conoces más actividades para hacer con tus niños. Solo revisa los materiales que ya tengas en casa, echa a volar tu imaginación y a gozar.

Suscríbete a Edye y pasa un feliz San Valentín.